martes, 30 de diciembre de 2014

SUDOR, SANGRE, LÁGRIMAS Y ESPERMA


Escupo en la boca de la vida, 
me corro por las paredes, 
mientras mi cuerpo duerme 
esperando a ver que acontece. 

Paso a paso avanzo por el páramo 
hundiendo mis pasos en el lodo, 
arrastro mi cuerpo 
y retuerzo mi lengua 
en el oscuro pozo del olvido. 

Sudor, lágrimas, sangre y esperma 
recorren mi garganta 
haciéndome gritar 
al vacío eterno, 
sin respuesta, sin resuello, 
sin lloros y sin ruegos. 

Solo escucho lamentos del corazón 
y del hedor eterno.


Manuel Maroto

No hay comentarios: